Metáfora de la educación

Metáfora de la educación

"La mala educación: yo tengo un recipiente con agua y echo el agua en un vaso vacío.
La buena educación: primero, ayudar a que el otro sepa dónde hay manantiales de agua de modo que le hace un buscador autónomo; segundo, cuando lo encuentra sabe distinguir si ese agua está contaminada o no; y por último, es capaz de compartir el agua con los que tienen sed."

sábado, 14 de mayo de 2011

Reflexión de un artículo sobre la Organización Escolar

 
"La Organización Escolar al servicio de  la integración”

 (Cuadernos de pedagogía, 269, p. 50-54 de CASANOVA, Mª A. (98).)



En este artículo se plantea la implantación de un modelo de organización escolar que haga posible la atención a los alumnos con necesidades educativas especiales dentro de los centro ordinarios, es decir, no tener que llevar a los niños con necesidades educativas especiales a otros centros de educación especial, sino conseguir la correcta su correcta inclusión en la escuela “normal”.
La sociedad actual es multicultural, y por ello desde la escuela se debe prestar una especial atención a la diversidad, el sistema educativo no lo puede excluir, la escuela y la atención a la diversidad deben ir de la mano. Desde la escuela se debe promover la construcción de una sociedad integradora, de respeto, de solidaridad, de cooperación, de igualdad...Y por esto, la escuela debe ser un lugar para todos.
La escuela debe atender todas las necesidades educativas de los alumnos, por ello debe ofrecer una atención individualizada y personalizada a todos los alumnos, debe atender a todos. La integración, que ahora se llama inclusión, debe atender a todo tipo de aspectos: etnia, lengua, posición social, niños con  altas capacidades, niños con más dificultades...La  escritora muestra que es difícil poner en práctica esta atención, todos tenemos prejuicios, en el aula hay muchos alumnos a los que hay que atender y no siempre va a ser fácil.
Señala que en el sistema educativo español existen varios documentos que concretan la actuación respecto a la  atención a la diversidad y respecto a los alumnos con necesidades educativas especiales: programación de aula, adaptaciones curriculares, programas de diversificación curricular,... Son necesarias las medidas organizativas para llevar a cabo esta integración y adaptación a la escuela, y en ella deben participar todos los órganos de la comunidad educativa.
La autora, propone ideas para adaptar la organización de los centros y aulas, a las necesidades de la integración de los alumnos. Por ello habla de que es incoherente partir de la homogeneidad de los grupos de alumnos para organizar el centro escolar. ¿Por qué el criterio para realizar los grupos es la edad de los alumnos? Intentamos dar una atención individualizada y personalizada, pero partimos de dividirlos por algo que tiene igual, pero que no asegura en ningún caso que tengas las mismas necesidades educativas. Al final es el alumno el que se adapta al sistema educativo, cuando debería ser al revés. Además señala la necesidad de cooperación entre los distintos profesionales, la función principal es la del tutor, pero siempre debe estar acompañado del resto de docentes o profesionales.
Por eso, es necesario adoptar medidas de flexibilización, que favorezcan a todo el alumnado. Para ello, la evaluación debe ser continua y formativa. Y hay que tener en cuenta que el proceso de aprendizaje de cada alumno seguirá un ritmo diferente, necesitará unos métodos diferentes, un tiempo diferente...
Con todo esto, hay que destacar la importancia que tiene la organización escolar en los centros y en las aulas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada